La Vitamina D: más importante que nunca durante la pandemia

Ya forma parte de la sabiduría popular desde hace mucho tiempo, que la vitamina D es fundamental para la salud: física, mental y emocional. Promueve el crecimiento y mineralización de los huesos: es utilizada por el organismo para incrementar la concentración de calcio, favorecer la optimización del depósito mineral óseo en el esqueleto y la actividad de remodelado de los huesos. 
La principal fuente para obtenerla es la exposición a la luz solar, de ahí a que sea conocida también, como «La vitamina del sol». Pero, ¿Cómo la producimos en nuestro organismo durante los meses de poco sol o confinamiento? te contamos cómo.

El sol, la principal fuente de vitamina D

No hay duda de que tomar el sol nos hace sentir mejor, ya que eleva nuestro estado de ánimo y como comentábamos en otro artículo, el humor y la felicidad también mejora nuestra salud. Los especialistas recomiendan que todas las personas debemos exponernos unos 15 minutos al día, Como indica la Doctora Isabel Belaustegui, de su canal de Youtube: “necesitamos exponernos a la luz del sol, para poder producir esa síntesis tan importante de Vitamina D”. 
Aprovecha los días soleados para que te dé el sol en las manos, cara y antebrazos, con eso realmente sería suficiente. 

Alimentos ricos en Vitamina D

Se encuentra de manera natural sólo en un reducido número de alimentos como: yemas de huevo, el hígado, las ostras y algunos pescados ricos en grasas. A continuación dejamos una serie de recomendaciones de platos y alimentos, para que cubras el déficit de vitamina D durante la época de COVID-19.

  • Incluye pescados grasos en tus platos principales: como el salmón, el atún y la caballa, ya que se encuentran entre las mejores fuentes de vitamina D. Si no eres muy fan del pescado, puedes usar como proteína el hígado de vacuno. Para los vegetarianos, el queso y la yema de huevo son las proteínas recomendadas, a pesar de que contengan cantidades menores.
  • En el aporte de verduras diario, los hongos es una opción que contienen cierta cantidad de vitamina D. 
  • Para los desayunos o meriendas, algunas marcas de zumo de naranja, cereales, yogures, mantequillas ecológicas y bebidas a base de soja, están enriquecidas con Vitamina D. ¡Consulta siempre las etiquetas!

Suplementos dietéticos con Vitamina D

La vitamina D se encuentra en suplementos (y alimentos fortificados) en dos formas diferentes: D2 (ergocalciferol) y D3 (colecalciferol). Ambas aumentan la concentración de vitamina D en la sangre. El exceso puede resultar perjudicial para la salud, por lo que si no tienes ninguna patología asociada, estar expuesto al sol el tiempo que los especialistas recomiendan, y una alimentación variada y equilibrada serán suficientes para las necesidades que necesita nuestro organismo.

Fuentes de referencia:

Doctora Isabel Belaustegui, National institutes of health , Efe salud , Infosalud. 

COMPARTIR EN REDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.